Un deudor no está obligado a entregar sus tarjetas de crédito, sin embargo, una vez que la propuesta del consumidor ha sido aceptada, los acreedores puede suspender o cancelar los privilegios de la tarjeta.

Top